Disfrutar, combinar y compartir las vivencias en las Motos junto a los mejores ACORDES.


Estado de las Rutas

lunes, 28 de diciembre de 2020

Motos: talento a todos los niveles

 

Para la 43ª edición del Dakar, la categoría de motos promete una carrera muy reñida, tras la victoria de Ricky Brabec, que puso fin al largo reinado de KTM. Aún así, la marca austriaca presenta tres antiguos ganadores, todos con el mismo objetivo. El desafío saudí no se limitará a un duelo KTM-Honda: Van Beveren y su Yamaha o Quintanilla y su Husqvarna, entre otros aspirantes, cuentan con bazas de sobra para participar en la pugna por la victoria. Aunque es posible que no haya llegado aún su momento, la joven generación, con Ross Branch, Skyler Howes o Jamie McCanney, viene pisando fuerte y rookies como Daniel Sanders y Tosha Schareina intentarán también dejar su impronta.

Al final resultó que no eran invencibles. La amenaza planeaba como una sombra desde hacía años, pero KTM siguió imponiéndose hasta el pasado mes de enero. La saga iniciada por Fabrizio Meoni en 2001 prosiguió con el reinado de Cyril Despres y de Marc Coma y con la toma del testigo de una nueva generación a finales de los años 2010. Ricky Brabec y su Honda acababan con un reinado de 18 victorias consecutivas. Aunque supuso un duro golpe a su orgullo, la marca austriaca no ha perdido ni un ápice de su potencial y llega con un trío de ases en la manga: Toby Price, Sam Sunderland y Mathias Walkner, antiguos ganadores que solo piensan en recuperar la corona. Los jefes de filas conservan todas sus opciones de imponerse en Arabia Saudí, pero tendrán que hacer frente al piloto estadounidense que lucirá el dorsal número 1, así como al equipo de Honda, con su confianza renovada y unas bazas que no se limitan al capitán. Kevin Benavides, favorito desde su revelación en 2016 (4º), podría cumplir al fin su sueño, si no comete errores. En el Andalucía Rally logró dominar a sus rivales, en un formato de carrera menos exigente que el Dakar. Su compañero de equipo Ignacio Cornejo (4º en el Dakar 2020) también figura entre los aspirantes a la victoria, al igual que el español Joan Barreda, que sigue corriendo detrás de su puesto en el podio.  
 
Aunque Honda conservará siempre el privilegio de ser la primera marca que hizo tambalear a KTM, las ambiciones de Yamaha son igual de legítimas, pese a una edición de 2020 marcada por los abandonos prematuros de sus dos líderes. Adrien Van Beveren, que no pudo disfrutar ni tres días de la arena de Arabia Saudí en enero, acaba de resarcirse en las recientes Bajas de Ha’il, en las que se ha impuesto ante una competencia menos ardua, pero más que suficiente para alcanzar el ritmo adecuado. En el campo de las motos azules, contará con la compañía de Andrew Short (6º en 2019), recién llegado al equipo, así como de Franco Caimi (8º en 2020), mientras que su antiguo cómplice, Xavier de Soultrait, lucirá los colores de Husqvarna, donde se suma a Pablo Quintanilla, segundo tras Brabec en enero y que parece estar de sobra preparado para imponerse tras terminar en el Top 5 en 4 de sus 8 participaciones.
 
La carrera promete estar muy reñida y habrá que luchar duro por los puestos con la llegada de una nueva generación que empieza a cosechar frutos, con Luciano Benavides (6º en 2020), Ross Branch, Skyler Howes o Jamie McCanney, todos en el Top 15 de la última edición. De cara al futuro, también habrá que seguir de cerca de un puñado de rookies especialmente prometedores que tienen en el punto de mira los principales fabricantes. Se estrenan en el Dakar después de destacar en disciplinas afines. Entre ellos figura el australiano Daniel Sanders, que desea emular a Toby Price en KTM, así como el portugués Rui Gonçalves, inscrito por Sherco, y el español Tosha Schareina. Por último, no podemos obviar al piloto más joven de la categoría, Konrad Dabrowski, heredero directo de Marek, uno de los pioneros de la escuela polaca del rally raid en tierra africana (9º en 2003).   
 
Original by Motul: resistencia y resultados
Este año unos treinta pilotos tomarán la salida en esta categoría en Jeddah, apostando por la dificultad. Se trata de pilotos que deciden participar en la prueba sin el apoyo de una estructura de asistencia, teniendo los competidores que encargarse ellos mismos del mantenimiento de sus motos, incluso de las reparaciones, también las importantes, con lo que tengan a mano, por muy tarde que lleguen al campamento. Una demostración de fuerza y de resistencia. Sin embargo, también alcanzan unos resultados nada desdeñables, lo que otorga aún mayor valor al título que recibirá el más rápido de esta categoría. El rumano Emanuel Gyenes, ganador el año pasado, después de llegar a Qiddiyah en 29ª posición, tendrá que defender su título frente a rivales directos como Benjamin Melot, sin olvidar al David Pabiska (checo), que se enfrenta por primera vez a este reto particular, después de alcanzar un 18º puesto en la general en 2014.   

No hay comentarios.:

Publicar un comentario

Comentar con responsabilidad.

VIRAL

MUY PRONTO !!