Disfrutar, combinar y compartir las vivencias en las Motos junto a los mejores ACORDES.


Estado de las Rutas

miércoles, 12 de mayo de 2021

Elena De Cia estratega en MotoGP

 Elena De Cia es responsable de la estrategia de Aprilia Racing. Durante los Grandes Premios está en el box con todos los datos registrados por las RS-GP 21 de los dos pilotos del Aprilia Racing Team Gresini: Aleix Espargaró y Lorenzo Savadori. En su presente coexisten tres aspectos: teoría, práctica y pasión. "Veo cada maniobra que hace el piloto en la moto a través de los números y los aspectos teóricos que le proponemos deben tener correlación con su 'feedback', pero no todo lo que pide se puede hacer o está vinculado al rendimiento, así que en este punto entra en juego la práctica. El objetivo es obtener el mejor resultado entre las limitaciones que tenemos, nuestro análisis y lo que quiere el piloto. En los fines de semana de carrera el ritmo es frenético y, junto con el equipo, tenemos que dar con la mejor solución en el menor tiempo posible. Las palabras clave son: precisión y eficacia. También hay un fuerte componente de pasión en lo que hago y me gustaría ser la primera en probar las modificaciones en la moto".

La historia de Elena comienza en Feltre, en la provincia italiana de Belluno, donde soñaba con ser profesora de matemáticas desde la escuela primaria y los fines de semana veía los Grandes Premios junto a su tío: "Nunca habría imaginado trabajar en MotoGP™. Si pienso en la época en que veía las carreras, recuerdo a técnicos, pilotos y otros protagonistas que veía en la televisión y que hoy son personas con las que me relaciono a diario. La aficionada que hay en mí gritaría de alegría y le costaría creer lo que estoy viviendo; en cambio, siempre intento mantener un perfil profesional y cuando me encuentro con caras conocidas del paddock me limito a decir 'ciao' con una sonrisa".

De hecho, confiesa que veía MotoGP™ como algo inalcanzable, que solo podía observar de lejos, pero fueron las matemáticas, su otra gran pasión, las que la llevaron a este fascinante mundo: "Estaba estudiando en la Universidad de Padua cuando me enteré de que los responsables de Aprilia habían acudido a la facultad en busca de matemáticos aplicados. Esa era la carrera que había elegido y cuando vi esta posibilidad, me lancé". Cuando imaginamos el mundo del motociclismo acostumbramos a pensar que hay ingenieros en el box, pero Elena explica que el movimiento de Aprilia fue vanguardista porque se centró en la sinergia entre las matemáticas y la ingeniería para desarrollar sus proyectos.

Su tesis de la licenciatura sobre las trazadas de las motos le permitió entonces ganar una plaza en el departamento de carreras de la casa de Noale, centrándose cada vez más en la simulación dinámica, la optimización del desarrollo y la estrategia. Rápidamente, Elena se convirtió en un referente, no solo en la empresa, sino también en la pista, en el paddock: "Con la introducción del software único de Magneti Marelli, cambié de ámbito, pasando a la estrategia y el análisis. Así fue como empecé a asistir a los Grandes Premios, descubriendo, una vez más, una forma nueva y diferente de hacer mi trabajo. Al estar en el departamento que representa el punto de llegada de todos los datos e información, tengo la oportunidad de relacionarme con los ingenieros de motor, electrónica, dinámica y vehículos y conocer mejor cada aspecto de la moto".

La adrenalina es un componente siempre presente en las carreras y trabajando en el box hay más rumores, más distracciones y más presión. Pero entrar en el paddock no solo supuso un cambio desde el punto de vista profesional: "Al principio estaba tan centrada en los aspectos técnicos que no tenía ninguna otra preocupación. Después de unos cuantos Grandes Premios me sentí inmediatamente parte de una gran familia y me siento como en casa en cualquier parte del mundo. Al final, siempre son las mismas personas las que viajan y aunque esté en Malasia, Argentina, Australia o Japón, siento que estoy en un entorno seguro porque si necesito apoyo, siempre encontraré a alguien con quien pueda contar".

Al asistir a todos los Grandes Premios, la vida se ve marcada por las reservas de avión y tren que llevan al personal del paddock a circuitos de todo el mundo: "Cuando viajas, los ritmos son exigentes -dice-, pero la adrenalina nos mantiene súper concentrados en lo que estamos haciendo". Y si a veces este estilo de vida puede resultar agotador, Elena tiene un as en la manga para renovar su energía: "Haber sido aficionada me da ese empujón extra porque nunca hubiera imaginado estar aquí".

En su trayectoria profesional también hubo un paso durante unos años por el Team Suzuki Ecstar, donde se encontró con un nuevo reto: "Los japoneses son muy respetuosos y es importante ganarse su confianza; es un camino difícil, pero que brinda grandes satisfacciones. A menudo estaba en Japón y era la única mujer presente en las reuniones. Pero nunca me he sentido discriminada porque cuando se empieza a hablar de aspectos técnicos, las barreras culturales y de género desaparecen".

Toda experiencia genera un cambio y haber trabajado para un fabricante japonés permitió a Elena enriquecer aún más su bagaje profesional y personal antes de reincorporarse a la fábrica de Noale. "Volví a Aprilia porque mi sueño era crear un pequeño departamento de estrategia y método de análisis de datos, para construir algo real, concreto, donde los distintos departamentos puedan acudir para obtener los datos y la información detallada sobre los distintos aspectos. Y se ha conseguido". Eso sí, en su álbum de recuerdos con Suzuki, hay una emoción que quiere revivir: "Cada fabricante tiene su excelencia y la estrategia tiene que potenciarla. Mi aspiración actual es alcanzar la victoria. Es una sensación que viví cuando estaba con Suzuki y la disfruté mucho, así que me gustaría revivirla con Aprilia".


Elena está ocupada definiendo la estrategia para llevar la RS-GP al escalón más alto del podio y describe su semana habitual: "Antes de ir a un Gran Premio analizo los datos y reviso los apuntes que tomé el año anterior para recordar lo que probamos y lo que tenemos que verificar. Preparo un documento informativo para los dos ingenieros de pista que trabajarán con los pilotos informándoles de las novedades".

"El miércoles y el jueves son días dedicados a afinar los últimos detalles". Una vez montado el box y definida la estrategia, arranca la primera sesión de entrenamientos libres del viernes: "Durante la sesión compruebo los datos en cuanto el piloto vuelve al box. En mi papel, lo más importante en ese momento es apoyar a los ingenieros de pista y darles información inmediata, y luego entre sesiones pensamos en cómo optimizar los datos y la información".

En un entorno dinámico como el de MotoGP™, Elena destaca lo importante que supone ser reactiva, rápida y capaz de adaptarse con celeridad a las situaciones cambiantes: "Las sesiones más importantes son la FP4 y el Warm Up. En la FP4 hacemos pruebas para la carrera, y en el Warm Up afinamos los últimos detalles y esperamos no tener que cambiar demasiadas cosas".

A continuación, nos acercamos al momento más esperado del fin de semana: la carrera. "Es el instante en que puedo vivir un momento pasional y saber todo el trabajo que conlleva es aún más emocionante. Una vez terminada la primera vuelta, voy a pie de pista y observo cómo se retan los pilotos más rápidos del mundo".

Elena tiene un punto de vista privilegiado sobre el Mundial. Si antes veía las carreras sentada en el sofá de casa, ahora las vive en primera persona y contribuye a su puesta en escena. En las competiciones, como en la vida, el secreto es ser generoso con uno mismo: "Vendrán muchos 'no', por eso es importante ser la primera en derribar los muros que a menudo construimos por miedo. Cuando era estudiante universitaria y me enteré de que Aprilia buscaba estudiantes de mi curso, pensé que muchos otros candidatos habrían sido mejores que yo, pero lo intenté de todos modos y… ¿adivina qué? Me eligieron a mí".

Orgullosa de demostrar que con las matemáticas, una asignatura a menudo detestada por los estudiantes, es posible llegar a contextos de trabajo que nunca hubiéramos imaginado, Elena, cuando puede, aparca los datos para subirse al sillín de su moto apelando a su estrategia ganadora: no reservarse nunca nada.


motogp

No hay comentarios.:

Publicar un comentario

Comentar con responsabilidad.

VIRAL

MUY PRONTO !!