“La prohibición o interrupción del sueño causa daños cognitivos severos y problemas emocionales”


“La prohibición o interrupción del sueño causa daños 

cognitivos severos y problemas emocionales”

Leonela Tassone, integrante del Laboratorio de Sueño y Memoria, y explicó en el marco del Día Mundial del Sueño que es “importante saber que el sueño es un estado de reposo, que es revertible, que está regulado homeostáticamente y que en mamíferos se distinguen dos fases de sueños que son principales, por un lado, el sueño de movimientos oculares rápidos o sueño REM y por el otro lado el sueño no REM que tiene diferentes fases y que incluye al sueño ligero y al sueño profundo; actualmente sabemos que el sueño tiene un rol fundamental en muchas funciones de nuestro organismo pero podemos destacar algunas como por ejemplo la restauración de los recursos energéticos, la reparación del tejido celular, la regulación metabólica, también es fundamental para lo que es el funcionamiento del sistema inmune, y durante el sueño de ondas lentas se produce también lo que llamamos una limpieza de radicales libres y de proteínas que son perjudiciales para nuestro cerebro como por ejemplo la proteína beta amiloide que es una proteína precursora de la demencia tipo Alzheimer”.


Por otro lado, Tassone agregó que “hay estudios que demuestran que la prohibición o la interrupción del sueño causan daños cognitivos severos, problemas emocionales entre otras problemáticas y desde el laboratorio nos centramos en otro de los roles fundamentales del sueño que es la participación del sueño en la formación y modificación de la memoria, se demostró en relación al aprendizaje y la memoria que el sueño tiene dos funciones que se van a complementar, por un lado disminuye la fuerza sinóptica global central del cerebro y por el otro la aumenta, imaginemos lo que es un día en nuestra vida en la que nos despertamos y hasta que nos vamos a dormir estamos constantemente expuestos a estímulos y experiencias por lo que nuestro cerebro está constantemente codificando información y procesando nueva información, lo que se puede pensar como un aumento en la fuerza con la que se conectan las neuronas que va a producir un aumento en las fuerzas sinápticas, sin embargo en lo que es las conexiones neuronales van a tener cierto límite, no podemos adquirir información constantemente de manera infinita, entonces cuando dormimos va a ver una reducción en esta fuerza sinóptica lo que nos va a permitir poder volver a adquirir nueva información al despertarnos, por eso cuando uno descansa mal o no durmió la noche anterior, al día siguiente uno tiene la sensación que no entra nada mas en la cabeza, que no puede entrar más información y es un poco real esto que uno siente porque no se produjo esta disminución de la fuerza sinóptica que se genera a través del ciclo del sueño nocturno, entonces el sueño va a favorecer lo que es el aprendizaje de información posterior, y por otro lado si bien mientras estamos despiertos nuestro cerebro codifica constantemente información, no todo lo que aprendemos va a formar parte de nuestro repertorio de memoria a largo plazo, entonces otra de las funciones del sueño va a ser guardar cierto tipo de información ya sea porque es relevante para nuestro futuro o es novedosa, y mientras dormimos entonces la información va a ser reactivada en el hipocampo y redistribuida en la neocorteza y se va a integrar con memorias viejas y favoreciendo la consolidación de memorias a largo término”.


“Desde el laboratorio de sueño y memoria siempre recomendamos mantener una buena higiene de sueño ya que nos va a ser de mucha utilidad para poder mejorar nuestro descanso, esto se va a poder realizar de manera sencilla modificando algunas practicas que realizamos durante el día y en los horarios cercanos al momento de dormir, y va a influir de manera positiva en la calidad del sueño. Entre las pautas y recomendaciones que sugerimos lo principal es establecer una rutina diaria, despertarnos y acostarnos siempre entorno al mismo horario, incluso los fines de semana, en el caso de realizar siesta que sea entre las 13 y 15 horas y no más de media hora de duración, ya que de esta manera vamos a tener todos los beneficios de lo que es el descanso pero sin afectar negativamente al sueño nocturno, también es positivo exponerse a la luz solar al menos 15 minutos por día, preferentemente en los horarios de la mañana porque va a ayudar a ajustar nuestro reloj biológico realizar actividad física también es positivo teniendo en cuenta que en el caso de hacer ejercicio aeróbico se tendría que realizar entre 4 a 6 horas antes de dormir, también realizar caminatas diarias de 20 minutos van a aumentar el sueño profundo, y lo que es la ingesta, los alimentos y las bebidas, sobre todo en los horarios de la cena, evitar lo que es las bebidas estimulantes, café y mate, no tomar alcohol, evitar cenar azúcares, alimentos con propiedades diuréticas o ricos en tirosinas como carnes y embutidos, por otro lado evitar las luces intensas luego del atardecer, evitar lo que es pantallas, Tablet, celulares y televisor en las dos horas previas a acostarse, ya que la estimulación lumínica va a inhibir la secreción de melatonina y va a dificultar conciliar el sueño y lo que es recomendable en caso de utilizar algún dispositivo es bajarse una aplicación de filtro de luz azul para reducir la exposición a esta luz” detalló la especialista en higiene de sueño. 
Así lo afirmó en diálogo con Télam.


Comentarios

AUDIOS NOTICIAS

MOTOS!

Grilla de Programación

Grilla de Programación

VIRAL

Piezas de una Motocicleta

Es Amor lo que Sangra

Carlos Vives Soy Cordobés Cover de Rodrigo